Cruceros Fluviales por el Sena

¿Dónde quiere viajar?


Viajes encontrados :0

ORDENAR POR
 
Lo sentimos, no hay resultados para la zona seleccionada, por favor, no dude en realizar una nueva búsqueda

Cruceros Fluviales por el Sena

A nadie debería de sorprenderle que París haya sido fuente inagotable de inspiración para algunos de los mejores pintores de todos los tiempos. Ni que la Ciudad de Luz, la Ville Lumière, se convirtiese en El Dorado para artistas y escritores de todo el mundo. En cualquier caso, no se puede entender de dónde emana este inenarrable magnetismo sin recorrer la capital francesa. Y para ello, ¿qué mejor manera de hacerlo que realizando uno de nuestros inolvidables cruceros fluviales por el Sena?

Desde su cauce, tendrás la oportunidad de contemplar algunas de los monumentos más emblemáticos de Europa, como la espectacular catedral de Notre Dame, uno de los grandes estandartes de la arquitectura gótica, o la simpar Torre Eiffel (1887-1889), que preside el majestuoso Campo de Marte. Además de haber sido el edificio más alto del planeta durante 41 años, esta soberbia estructura de hierro es el monumento de pago más frecuentado del mundo, al reunir más de 7 millones de visitantes anuales.

De todos modos, París es sólo una de las múltiples atracciones que te aguardan en nuestros cruceros por el Sena. Y para demostrártelo, te resumimos cuáles son los lugares que podrás conocer a lo largo de este itinerario irrepetible. ¿Te lo vas a perder?

Qué ver en Normandía

Sin duda, esta antigua provincia francesa está presente en la mente de muchos. Y no sólo porque éste haya sido el lugar en el que empezó a fraguarse el desenlace de la Segunda Guerra Mundial, sino también por ser depositaria de una tradición cultural única. Además de contar con una lengua propia, Normandía es también rica en espectaculares paisajes naturales, como los fotogénicos acantilados de Étretat, en monumentos, en arquitectura popular y en otras muchas sorpresas capaces de cautivar al viajero.

Para llegar hasta allí, basta con presentarte en el muelle de París —tanto si optas por contratar con nosotros tu vuelo como si prefieres llegar a la zona por tu cuenta—, a la hora establecida. Allí nos espera el confortable y lujoso crucero A-Rosa viva, en el que embarcaremos antes de poner rumbo a tierras normandas.

Nuestra primera parada será Ruan o Rouen, una ciudad que podremos recorrer gracias a una fantástica excursión a pie incluida en el precio del viaje. Su casco antiguo, salpicados de arquitectura gótica, es un auténtico museo al aire libre, en el que señorean edificios tan notables como su esbelta catedral, la iglesia de Saint-Maclou, el Palacio de Justicia, la torre de Juana de Arco, la oficina de Finanzas, el Hôtel de Bourgtheroulde o el llamativo reloj conocido como Gros Horloge. De origen romano, esta localidad se ha consolidado como una de las más visitadas de Francia.

A continuación, nuestro crucero fluvial por el Sena recalará en la bonica población pesquera de Caudebec, cuya belleza le ha servido para granjearse el sobrenombre de la perla del Valle del Sena. Como no podría ser de otro modo, también visitaremos esta asombrosa ciudad.

Durante la cuarta jornada de viaje, te ofrecemos una visita opcional a El Havre, localidad situada a la derecha del estuario del Sena, y cuyo centro urbano, primorosamente reconstruido, ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el 2005, y los acantilados de Étretat, uno de los lugares más bellos de la costa de Alabastro.

Otro precioso rincón que podrás explorar de forma optativa es Honfleur, un pueblo marinero cuyo puerto histórico y sus típicas calles descansan en la desembocadura del Sena.

Qué ver en París

Tras conocer Vernon, regresaremos a París, donde efectuaremos un completo recorrido panorámico por la ciudad. Durante esta sugerente visita, podrás conocer sus monumentos más famosos y admirados, entre los que se cuentan las ya mencionadas torre Eiffel y Notre Dame, los Campos Eliseos, el arco del Triunfo, la iglesia del Sagrado Corazón o el hospital de los Inválidos, construido en el siglo XVII como residencia para los soldados licenciados y lugar en el que se halla la tumba de Napoleón Bonaparte.

Por la tarde, podrás disfrutar de una excursión opcional a Montmartre, uno de los barrios más bohemios de la ciudad y referente para artistas de la talla de Toulouse Lautrec, el mejor cronista de cuanto acontecía en sus teatros, cafés y cabarets.

No obstante, si lo deseas, podrás seguir recorriendo París a tu aire, aprovechando tu paso por esta increíble urbe para conocer su oferta museística. Al archiconocido Louvre, se suma el Museo de Orsay, que abre sus puertas en una antigua estación de tren y que acoge importantísimas colecciones de pintura impresionista, o el Museo Picasso, en el que se exhibe una parte importante de la obra del pintor malagueño más universal.

Incluso, ¿qué te parecería hacer una escapada al Palacio de Versalles?

¿A qué esperas para descubrir todos estos tesoros? No te lo pienses más: consulta ya nuestras ofertas de vacaciones y circuitos por Europa y reserva uno de nuestros cruceros fluviales por el Sena. ¡Regresarás a casa maravillado/a!