Polonia, turismo con historia - Web oficial de Panavisión Tours

Turismo en Polonia

Polonia

Polonia, turismo con historia

Desde Varsovia a Cracovia, descubriendo todos los secretos que hay que ver en Polonia

La historia de Polonia se puede definir como convulsa, y eso se nota en que la estructura geopolítica del país no se estableció hasta 1918, una vez concluida la I Guerra Mundial. Por ello, Polonia, turismo e historia son conceptos que van de la mano.

Son muchas las ciudades y los rincones que hay que ver en Polonia, pero deberá empezar por su actual capital, Varsovia. Se trata de una localidad única en la que no puede dejar de visitar su ciudad vieja. Este calificativo puede resultar un eufemismo, ya que el centro histórico fue prácticamente destruido en su totalidad durante el levantamiento de la ciudad contra la ocupación nazi en 1944. Reconstruido en su totalidad, es el único conjunto monumental reconstruido que forma parte de la lista de Patrimonio de la Humanidad de la Unesco.

Desde Varsovia, una de las excursiones que puede realizar es la visita a Malbork, una pintoresca ciudad medieval en la que destaca su imponente castillo, que fue levantado por los Caballeros de la Orden Teutónica como fortaleza militar y que tiene el honor de ser el mayor castillo construido en ladrillo del mundo.

Desde allí, su viaje por Polonia puede continuar hasta la ciudad de Gdansk, que ha visto nacer a grandes personajes de la historia del país como Shopenahuer, Grass o Walesa, entre otros. La Basílica de Nuestra Señora, la Catedral o el Mercado Largo son solo algunas de las atracciones turísticas que no se puede perder en esta ciudad.

Las ciudades medievales de Torún, Poznan y Wroclaw visitas obligadas. La primera, entre otras razones, por ser el lugar de nacimiento de Nicolás Copérnico y por su bello centro histórico. La segunda, porque fue el escenario que vio nacer el Estado Polaco. En Poznan aún quedan vestigios del pasado monárquico de Polonia, como el Castillo de Premyslao II. Y la tercera, por su bonito pasado medieval que sigue presente en los edificios de su plaza del mercado y alrededores.

Cracovia, antigua capital de Polonia, es una de las ciudades que más le sorprenderá del país. Destruida durante las contiendas mundiales, su centro histórico bien merece una visita guiada para conocer todos los detalles que esconden los edificios, plazas y rincones mágicos. En sus orígenes, la ciudad era amurallada, y es dentro de su muralla donde podrá contemplar los grandes monumentos de Cracovia.

Desde luego, visitar Auschwitz es necesario para poder tomar conciencia de las consecuencias que tuvo el régimen nazi y la II Guerra Mundial. Escenario de una de las mayores masacres de la historia de la humanidad, los barracones donde fueron exterminados miles de judíos y enemigos del nacismo son hoy un museo que recuerda este triste episodio que ha marcado no sólo a Polonia sino al mundo entero.

Además de las ciudades que hay que ver en Polonia, el país le ofrece otras atracciones turísticas. Las minas de sal de Wieliczka son una de ellas, ya que se trata de la más antigua de Europa y una de las más impresionantes en cuanto a tamaño. Tampoco deje pasar la oportunidad de visitar el Monasterio de Jasna Gora, donde podrá ver la venerada Virgen Negra.